LA CABASTA

En el 2009, Sabina organizó La Canasta Solidaria: 5 familias compraban productos de economías sostenibles.  En 2011 ya eran 30 familias y Daniel Jiménez, ingeniero civil de profesión, se unió a esta apuesta por promover el alimento sostenible y orgánico.

Al comienzo traían mercados cada 15 días y los apoyaba una ONG con el transporte de los productos, que siempre es el talón de Aquiles de cualquier iniciativa comercial con productos limpios.  Participaban todas las familias para apoyar el mercado y al final compartían el almuerzo para conversar sobre agroecología y comercio justo.

Luego comenzaron a llevar los mercados a domicilio y se organizaron para poder contar las historias de los agricultores con los que trabajaban, finalmente, Daniel se hizo responsable del transporte de los mercados para así seguir adelante con el proyecto; él lleva los mercados a la casa de quienes pidan su canasta; es así como todos estos años se ha mantenido viva esta iniciativa que apoya a una red de campesinos y productores formidable.

Cada uno de ellos cultiva diferentes productos, frutas, verduras, algunos ofrecen productos procesados, algunas veces hay frutas de cosecha, granos, hierbas deshidratadas y lácteos; el compromiso de La Canasta es vender lo que ellos cosechan, es por eso que hay cuatro tipos de canasta que se pueden elegir y adicionarles otras cosas.

La Canasta más que un mercado es un proyecto de agricultura sostenible, cada cliente es un socio que sabe de dónde vienen sus alimentos, quién los cultiva y cosecha y que siempre es bienvenido a visitar los agricultores que participan.

Yo creo que en este momento del mundo, es importante que existan iniciativas como ésta para que cada vez nos alimentemos mejor, para que todos podamos ser socios de quienes cultivan nuestra comida y nos alimentan y seamos parte de este planeta de una manera más respetuosa.

Precios: Depende de la canasta que quiera armar.

LA CANASTA

WEBFACEBOOK – INSTAGRAM:@lacanastaorg