18s

Mis papás tienen ciertas tradiciones, desde que me acuerdo celebran las buenas notas en el colegio, los aniversarios, la salida a vacaciones y hasta la caída de un diente. Esta vez celebrábamos, en ausencia de la graduanda, el último logro de mi hermana, el fin de su maestría.

Entonces nos antojamos de pasta, buscando por la ciudad encontramos 18 Scalini, un restaurante italiano que llega a Bogotá de las manos de la hija de los creadores de Trattoria San Giorgio,  ya esto es un buen indicio.
El local tiene dos pisos y para llegar al segundo nivel es necesario subir los 18 scallini que bautizan este lugar, la carta, italiana de cabo a rabo, ofrece antipastos, pizzas en horno de leña, ravioli hechos en casa y pasta casera.

Para mi papá una pizza de berenjenas y mozzarella, tostada, equilibrada y sabrosa, para  la mamá  lingüini en salsa de tres quesos, lo suficientemente cremosa pero nada pesada y para mi spaghetti alla putanesca, la que siempre pido en restaurantes italianos, esta  con el picante y  el balance de sal perfectos, anchoas, aceitunas y alcaparras en la justa medida.

Brindamos por Paula con un vermouth blanco, comimos rico y estuvimos felices en nuestra mesa, donde  Marco, su capitán de meseros, impecable, atento y entrenado,  nos hizo sentir como en casa.

18 SCALINI

Carrera 9 # 70 – 41– Tel.: 357.3495– Quinta Camacho

 FACEBOOK– INSTAGRAM @18scalini