PepinaCollage

*365bogota dedica los domingos a recomendar gastrolugares fuera de Bogotá, a nivel local, nacional o internacional.

La Cocina de Pepina o el maravilloso descubrimiento de la cocina cordobesa. La poesía pasó al olvido hacia el final de mi adolescencia, pero después de visitar este rincón cartagenero dan ganas de escribir en tono muy clásico: “ Oh boronía del alma mía!”.

En sus fogones se mezclan los sabores oriundos del caribe colombiano con ingredientes más propios de la comida árabe, reflejo de la gran influencia de los “turcos” (sirios y libaneses) que encontraron refugio en nuestras costas a principios del siglo XX. Berenjenas escabechadas, ajíes dulces rellenos de carne, escabeche de atún, y la reina de todas: la boronía, un suave puré de berenjenas y plátano maduro con sofrito de cebolla, tomate y albahaca mezclado con za’atar… el cielo en la boca.

Debo admitir que después de pedir la bandeja de 6 entradas que incluía una sinfonía de pequeñas raciones de berenjenas escabechadas, camarones en salsa de aguacate, boronía, ajíes rellenos, cabezas de gato, ceviche de corvina y pataconcitos, pedimos más. ¡Más boronía!

¿Dónde dejamos las cabezas de gato? preciosas bolas de puré de plátano o yuca sobre una fina capa de la salsa de pimientos más espectacular que se haya acercado alguna vez a mi boca. Y la gallina monteriana… ese suave caldo que levanta a todo un cementerio con su sabrosura, la gallina, el maíz, los sabores del tomate…

La curiosidad carnívora nos llevó a pedir costillitas de cerdo. En su punto, perfectas, doradas y acompañadas de más cabeza de gato… Y el suero costeño: ¡que no falte en la mesa! Con gran tristeza fuimos llenando nuestras barrigas pues ¡queríamos más! ¡Más de estos maravillosos sabores! Nos quedamos con las ganas de probar el arroz de pato ahumado o el mote de queso con berenjenas sofritas.

Ni qué decir de los postres como el flan de ahuyama, el mongo-mongo o el postre de coco… No todos tenemos un estómago de sal y uno de dulce. Pero los comensales de esa noche coincidimos: con la boronía, ¿qué más íbamos a desear?  “Oh boronía del alma mía, por tus sabores me haces suspirar…”

Precio: entre 7.000$ y 35.000$

LA COCINA DE PEPINA – COCINA DEL CARIBE Y DEL SINÚ

Callejón Vargas / Calle 25 # 9-06 – Tel.: 664.2944 – Getsemaní – Cartagena de Indias

FACEBOOK – INSTAGRAM @lacocinadepepina