Arigato

“Mata Aitaine” significa “quiero verte otra vez” en japonés, y  eso es lo que sentí después de almorzar en este tradicional restaurante. Arigato está  a pocas cuadras de una de las zonas gastronómicas más visitadas de la ciudad.

Al entrar a este espacio sobrio y nada pretencioso, se puede ver la disciplina de los cocineros que allí trabajan, cada uno concentrado en su labor, en silencio, dejando lo mejor de si en la cocción de los platos, el emplatado y la  limpieza de su puesto de trabajo.

La carta es un tris complicada de entender, sin embargo la amabilidad del mesero hizo que mi acompañante y yo pudiéramos decidir que manjares probar. Yakisoba y tempura Udon Soba, eso pedimos. El primero, fideos salteados con cerdo y vegetales, ¡suntuoso!; el udon, un caldo a base de miso con vegetales tempura, algas y fideos… ¡fantástico!

Por el afán del pico y placa no pudimos probar más platos, pero con este abre bocas seguro será uno de esos sitios al que volveremos, ya sea a tomar un té verde, a comernos unos makis o un enorme plato de vegetales en tempura.

¡ Arigato (gracias) amigos Japos!

Pd: entre semana tienen menú del día, sin sushi a 13.000$ con sushi 18.000$

Precio: platos desde 9.000$ hasta 60.000$

ARIGATO

Calle 80 # 11 – 28 – Tel.: 257.1715 – entre El Nogal y Espartillal – Chicó Lago  – Chapinero

WEB – FACEBOOK – TWITTER