ElTigreCollage

Quedo doblemente sorprendido el pasado sábado. Primero, porque no conocía este espectacular, ecológico y original lugar llamado Zona Container, que lleva abierto desde hace casi tres meses. Segundo, porque no esperaba comer tan, pero tan rico.

Un servidor no es muy amigo de los centros comerciales ni de las plazoletas de comidas, mucho menos de las muchedumbres aborregadas. Así que fue altamente gratificante descubrir un lugar donde pude contar ‘solamente’ entre doce y quince opciones, por el que uno puede deambular libremente sin verse agobiado con las ofertas y los ofertantes de productos a cada paso, rodeado de muros verdes y plantas por doquier, asombrado por una estructura de containers industriales adaptados a lo gastro, a lo eco y a lo amable dentro de la salvaje selva urbana bogotana.

Tras la breve visita general, vamos a lo que íbamos, a conocer El Tigre. Segundo piso, no hay pérdida. Uno se acerca a la pequeña barra y descubre un espacio de cocina diáfana, aparentemente corriente; a tres mujeres cocineras, aparentemente tranquilas; y a una carta corta, aparentemente simple. Nada es lo que parece. Los fogones de esa cocina escupen llamaradas a cada golpe de sartén si de saltear se trata. Las verracas cocineras están comandadas por Pia y, si uno sabe lo que se cuece en las entrañas cocineriles, aprecia sus movimientos marciales y frenéticos, discretos y carentes de aspavientos gastromediáticos.

Y aquella carta esconde ricos sabores peruanos. Todos en forma de ‘tapa’, para compartir y gozar. Sabores rápidos, sigilosos y letales como la garra del tigre que da nombre a esta aventura de Pia y Héctor. El segundo, colombiano. La primera, peruana que esconde una dilatada experiencia en los fogones y en los business de Gastón Acurio y de Tanta en Madrid y Barcelona. Casi nada, casi todo. Tigre total.

Dicho lo dicho, precios de risa para platos tan imprescindibles de la cultura ‘chicha’ como el cebiche, el tiradito, la causa, la quinua, el chicharrón de calamar o de cerdo, el arroz chaufa, el lomo saltado, los tallarines en huancaina, el anticucho o los tequeños con salsa de uchucuta. Atrévanse con el chilcano o pisco sour, faltaría más. Y acaben con pie de limón, suspiro limeño, queso helado o un tres leches.

Les aseguro que El Tigre les dejará con ganas de más. De repetir lo embaulado y de probar lo no pidieron.

Precios: platos fríos entre 9.000$ y 14.000$ / platos calientes entre 10.000$ y 14.000$ / postres entre 6.000$ y 8.000$ / chilcano y pisco sour 12.000$

EL TIGRE TAPAS PERUANAS

Carrera 18C # 109 – 35 – Tel.: 300.771.1553 – Zona Container – San Patricio – Santa Bárbara – Usaquén