Kalipay1bis

Kalipay. Amalia y María Rosario. Madre e hija. Tanto monta, monta tanto. Empezaron en un huequito del Mercado de Codabas del Norte con 68 especias diferentes. Siguen en Codabas del Norte pero en un puesto tres veces más grande.

Este mes de noviembre cumplen el tercer aniversario de trabajo tenaz para conseguir lo mejor para sus clientes. Hoy en día uno puede gozarse hasta 310 productos entre hierbas deshidratadas, especias, azúcares, sales, aceites y un sinfín de combinaciones, algunas conocidas y otras por conocer, como el último descubrimiento: Curry Massaman, típico de Tailandia. Espectacular. ¡Pregúntenles!

Servidor es un loco de las sales, así que no pueden perderse las últimas combinaciones que hace Kalipay: sal marina con especias italianas y sal marina con chile y limón.

Pregunten, en serio. Si uno tiene tiempo para escuchar, ellas desbordan conocimiento y generosidad a raudales. Pero, sobre todo queridos lectores capitalinos, no se dejen engañar, lamentablemente ya existe mala gente en Bogotá que pretende vender, y a veces lo consigue, especias adulteradas en nombre de Kalipay. La calidad tiene un precio y la excelsa calidad de Kalipay solo se consigue en Kalipay, directamente de la mano y del saber hacer de Amalia y María Rosario.

¿Orégano deshidratado, enebro, estragón francés deshidratado, alcaravea, paprika húngara, azúcar de arándanos, pimentón de La Vera? Se le tiene.

¿Azúcar de menta, polvo de naranja, semilla de nuez moscada, jengibre molido, sal ahumada y un ghee colombiano espectacular? Sí hay.

¿Rarezas? Pregunte por macis, tsiresummacberbere, Hawayij del Yemen.

Gramos de máxima gozadera. Y como extra, cada semana publican en su página de Facebook una sencilla receta para quitarle el miedo sobre el uso de las especias a los cocinillas aficionados y a los profesionales del fogón.

KALIPAY TIENDA DE ESPECIAS

Codabas Central de Abastos del Norte. Cra. 7 # 180 – 75 – San Antonio Norte – Toberín – Usaquén – Kalipay Local 99 – 100 Bodega 5 – Tel.: 670.9873 – 321.421.9790

Fotografía: Natalia Carrasco Fotografía