TallerdelaPizzaBis

No es un secreto que las carreras creativas en este país son difíciles para la supervivencia del ser que decide irse por ese camino. La lista de diseñadores, artistas, publicistas, arquitectos y afines que deciden tomar otro rumbo es larga y, gustosamente, muchos nos vamos por el camino de la comida. Al fin y al cabo tenemos unos puntos ganados gracias a nuestras capacidades estéticas, teniendo en cuenta el boom de la gastronomía en Colombia, donde la presentación es uno de los factores claves a la hora de escoger un producto o un restaurante.

La historia de El Taller de la Pizza no es muy diferente, aunque Camilo, Diana, David, Carlos y Juan no han dejado a un lado sus carreras para dedicarse a hacer (y comer) pizza a tiempo completo. En una casa en Los Alcázares donde tienen su taller de arquitectura decidieron abrir un espacio al público. Al mediodía hacen una pausa en sus labores como arquitectos para dedicarse a amasar y cocinar pizzas de 7 sabores hechas en casa y con amor.

Hace casi 4 meses construyeron el local. Ellos mismos hicieron su horno de leña y todo el mobiliario con material reciclado. Es un espacio pequeño pero muy acogedor, construido para que la gente llegue, se coma las tajadas de sus pizzas favoritas, tal vez un juguito natural y se vaya con una amplia sonrisa.

Tienen 7 variedades: Bogotana (maíz y tomate chonto), Bonarense (cebolla y aceitunas), Catalana (champiñones y chorizo), Michoacana (carne y pimentón), Hawaiana (piña y jamón), Toscana (tomate, champiñones y albahaca) y Australiana (papa criolla y pollo) y pronto saldrá la octava de Pepperoni.

Probé “solo” la Toscana, la Hawaiana, la Australiana y la Catalana, y debo decirles que me sorprendieron porque la Hawaiana nunca me ha gustado y esta me encantó; y la Australiana trae además la mejor historia: la novia de Juan es australiana y le contó que allá comen pizza con papa, les pareció rarísimo obviamente y de inmediato decidieron probar con papa criolla… pues ¿quién no ama la papa criolla?

Es una pizzería de barrio. No pretende competir ni convertirse en esas pizzerías italianas ostentosas que han estado abriendo hoy en día en Bogotá por todos lados. Simplemente buscan ofrecer pizza con muy buenos ingredientes, sabores originales y a buen precio. Es un proyecto que se basa en el trabajo en equipo, todos los días se turnan las labores dependiendo de lo que tenga que hacer cada uno y así manejan el flow. También hacen domicilios por la zona y tienen sus clientes fieles que van incluso todos los días.

Seguirán combinando sus carreras con la pizza artesanal y si siguen creciendo planean adherir al equipo más personas que quieran combinar el trabajo entre el taller de arquitectura y el taller de la pizza. Felicitaciones al taller y ¡¡¡felicitaciones extendidas a los que prefieren emprender en proyectos diferentes a sus carreras que vender su alma por un sueldo miserable!!!

Precio: 4.000$ la porción

EL TALLER DE LA PIZZA

Calle 70 # 26 – 24 – Tel.: 320.943.5202 – Los Alcázares – Barrios Unidos

FACEBOOK – INSTAGRAM @eltallerdelapizza