Roastbeef CactusBis

No puedo juzgar a Cactus por su comida. Cada uno tiene sus filias y la mía es su roastbeef. No pruebo nada más. Bueno sí, un mordisco a la Hamburguesa de mi izquierda, otro al Club House (pollo, bacon, tomate) de mi derecha y el último colmillazo al Steak Sandwich de enfrente. La suerte de que todos los compadres de condumio pidan platos diferentes y haya confianza como para meterle mano al plato del vecino.

Cactus lleva mil años, bueno 38 años, instalado en el corazoncito de los bogotanos. Una decoración medio club de golf, medio casino, medio salón de crucero, medio no se qué. Anacrónico y anclado en el tiempo. Su carta sigue enmarcando las propuestas culinarias con una musa de diseño modernista seduciendo a un león y un jaguar custodiando la sección de parrilla y postres. Eso sí, se han dado la modernidad de añadir el logotipo de Wi-Fi Zone.

Afirmo que es uno de los mejores roastbeef de la ciudad por tres razones. La primera, porque viene acompañado de un sabroso y oscuro jugo de cocción en un cuenquito para ir mojando el susodicho sanduche. Segunda, porque uno tiene la opción de complementar su carne con adiciones, las mías: emmenthal siempre y cebolla frita o bacon según prescripción médica. Tercera y curiosa razón, ¡¡¡al comensal le preguntan por el punto de la carne!!! eso jamás debería ocurrir con un roastbeef, que debería salir rojo y jugoso por dentro, pero quien soy yo para ponerme ortodoxo y extremista… Las papas fritas también están a buen nivel pero sin llegar a ser memorables.

Precios razonables, rica comida, lugar “detodalavida” de visita imprescindible.

PD: disculpas por la calidad de la foto. Andábamos huyendo, era de noche y en la mesa se gozaba con una orgía de conversación.

Precio: entre 25.000$ y 60.000$

CACTUS RESTAURANTE

Calle 96 # 12 – 42 – Tel.: 218.9092 – Chicó Norte – Chicó Lago – Chapinero

WEB – FACEBOOK