LaCaleruna_Fotor

Hay quien quiere hacer de la arepa en Colombia lo de Akenatón con el sol. Hay quien pretende convertirse en arepólogo, dichosa y golosa profesión sería. Existen tantas variaciones y peculiaridades en su preparación como uno quiera y por allá donde uno viaje en nuestro país. Personalmente adoro la de choclo, la de yuca, la arepa’e’huevo, la boyacense y la santandereana. Pocos días o ninguno al año son los que un colombiano pasa sin embaular una arepa. Las grandes superficies les dedican metros de lineal, productos industriales eso sí, algunas no están mal.

Servidor no reniega de ninguna, las prueba todas. La última delicia que me empujé fue en compañía de mis queridos Julia y Camilo en el mercadillo de La Calera el domingo pasado. Una arepa boyacense casera, artesana, sabia; con un entrañable sabor a leña y humo, y una masa que al recalentarla suavemente al día siguiente en mi horno callejero no se secó, sino que recuperó jugosidad y olores caseros. Una maravilla. ¿La arepa más entrañable que me he comido? Las de peto que me trae mi amiga Juanita de la finca de su familia en Chinchiná – Caldas. ¿Las arepas que tengo pendientes? Entre otras, zamparme unas en Barrancabermeja con Chori y otras en Cartagena con Alexander, familias mediante.

Aquí les dejamos, por orden de aparición, los lugares donde el equipo de 365 disfrutó de ricas arepas y recomendó durante el 2015 y esta parte del 2016. ¿Hay más lugares? Seguro que sí ¡¡¡recomiéndanos tu arepa favorita!!!

Click al enlace para ampliar la información de cada recomendación.

El Manolo / Misia / Club Colombia / Colfrance en Capellanía

Sierva María en Cartagena / Arepas La Caleruna en La Calera

Las arepas de Lucía / Pimentón Rojo en Vía Facatativá dirección Albán

Doña Rosalba / La Bodega de Abasto / Arepas Doña Eva / Asadero la 76