DulceMinimal

La esquina de la 57 con 4 es, sin duda alguna, uno de mis lugares preferidos para visitar. Ahí, en esa esquina está una de las casas más dulces de Bogotá, la de Dulce Mini-mal, una casa que desde la entrada promete un buen café, alguna rica colación y hasta una tarde soleada en la terraza.

Llevan nueve años horneando delicias a puerta cerrada y para nuestra fortuna, hace seis que decidieron abrirla al público, poner unas sillas, mesitas y una decoración que, sin ser muy pretenciosa, es amable e invita a quedarse un buen rato.


De pronto le pasa que apenas vea la carta va a sentirse confundido, los ingredientes de las tortas, muffins, panes y brownies son muy diferentes a lo que está acostumbrado a encontrar en una pastelería, pero le aseguro que va a probar y se va a enganchar.

Mis preferidos son el flan de almojábana y el muffin de queso Paipa, maíz y ají, aunque el pie de chontaduro y chocolate no se queda atrás, y ni les digo la torta de rosas y mora.


Ahora, si lo suyo es desayunar trancao, bien pueda siga, ¡SI HAY! Todos los sábados de 9 am a 1 pm. No se pierda el tamal de ñame, los envueltos chorriados, ahora bautizados los “Dios de Dios luz de luz”, los huevos con chorizo, un jugo de copoazú o tamarindo, una mazamorra con panela y, si se anima, cualquiera de los helados de Selva Nevada que están buenazos.

Postdata: Trabajan con productos locales, son responsables con el medio ambiente, son justos al cobrar y queridísimos. Larga vida a estos valientes pasteleros.

Precio: desde 3.500$ hasta 35.000$

DULCE MINI-MAL

Calle 57 # 4 – 09 – Tel.: 347.5464 – 235.2016 – 314.628.2204 – Bosque Calderón – Chapinero

WEBFACEBOOK – INSTAGRAM @minimaldulce_