quechuloesmexico

Uno de esos días en que todo había ido al revés, estaba caminando por la calle 49 en la búsqueda de un almacén de telas; obviamente no encontré lo que necesitaba, pero me topé con un local inundado de zarapes, sombreros, afiches, ítems coleccionables y demás artículos mexicanos. Me detuve de inmediato por la curiosidad de saber si vendían comida; y sí.

Decidí dar una vuelta y volver porque aun era temprano para comer. Al regreso me encontré con amigos y fue así como pudimos pedir 5 platos del extenso menú que ofrecen. Fue difícil porque todo se leía sabroso. La cocina es un espacio sencillo donde sólo están Luis Alfredo, el dueño, y una persona que le ayuda, él no paró ni un instante.

Decidimos pedir pozole, sopa azteca, flautas, costillas de cerdo al chipotle y tacos al pastor. Al centro de mesa llevaron guacamole, salsa roja muy picante y salsa verde, todo bueno y picos. De tomar, agua de tamarindo. El pozole estaba muy bueno, el maíz en su punto, con lechuga y rabanitos, sabroso. La sopa azteca picante y atomatada, con trozos de chicharrón y un toque de crema. Las costillas suaves y enchipotladas, con ensalada y totopos. Las flautas estaban crujientes y la salsa en su punto de picante, algo de queso y listos. Los tacos al pastor eran una versión sin piña pero la carne estaba sabrosa y tierna y las tortillas tibias y suaves.

Todo como debía ser. Me recordó a un restaurante de barrio donde vas a comer y a ser feliz. Mi día mejoró 100% a la voz de Lila Downs y el sabor de los chipotles y los jalapeños. Me fui encantada y le hice a Alfredo la promesa de volver. Y así será.

Precio: entre 12.000$ y 35.000$

QUÉ CHULO ES MÉXICO

Calle 49 # 15 – 68 – Tel.: 810.6876 – Quesada – Teusaquillo

FACEBOOK – INSTAGRAM @chuloesmexico