CarritoSanguchero1bis

Hay dos caras de la cocina peruana: la internacionalmente famosa como el ceviche, el arroz chaufa, las causas, el anticucho, etc.,  y la callejera, la que solo los que visitan Perú la conocen de verdad. Pero para los que no hemos tenido la oportunidad de recorrer el mundo y visitar este país lleno de sabor, Santiago Vásquez se encarga de traer lo mejor de su comida callejera: el Carrito Sanguchero.

Este chef bogotano vivió dos años en Lima y se dedicó a aprender de la cocina peruana. Hace 3 años volvió a Bogotá para abrir el primero de sus tres carritos que en realidad no son carritos. Hace unas semanas inauguró el tercero en la 67 con 8 y allí estuvimos parte del equipo de 365bogota en primera fila ¡probándolo todo!

Llegamos de primeras y el local estaba vacío. Nos paramos al frente y la verdad no entendíamos muy bien con qué nos íbamos a encontrar. Debo decir que la imagen no permite crear una verdadera relación con la calidad de la comida que sirven, pero una vez uno entra y prueba esos sanguches ya nada de eso importa. Después de haber disfrutado parte de la carta saltó incluso el comentario, “yo jamás hubiera entrado acá… pero me estaría perdiendo de algo muy bueno”.

Para preparar buena comida lo esencial son los ingredientes, y es ahí donde quedamos sorprendidos con el nivel de calidad que maneja el Carrito Sanguchero. El pan lo hace Santiago todos los días, con masa madre que lleva alimentando durante años como si fuera un hijito, y eso se ve y se siente. Es crujiente por fuera y suave por dentro, muy casero y de muy buen sabor y textura (me recordó los panes de mi mamá ^_^). Los ingredientes típicos peruanos los trae directamente de Perú, nada de copias u homólogos. Las verduras son frescas y las carnes ni les digo.

Probamos el Lomo Saltado, el Chicharrón de Chancho (cocinado por más de 8 horas), el Asado de Res, el de Sobrebarriga (mi preferido) y el de Pollo a la Huancaína. Todos diferentes. ¡Todos exquisitos! Acompañados con papitas y 4 salsas increíbles: de Ají Rocoto, de Ají Amarillo, Mayonesa de la Casa y la Mayonesa de Olivo, a base de aceitunas moradas, ¡para chuparse los dedos! Todas realmente son para las papas porque los sanguches son tan sabrosos y jugosos que ni salsas necesitan.

Los sanguches se pueden pedir en combo con unas papitas caseras buenísimas, bien tostaditas y crujientes, además de la bebida predilecta para acompañar un buen sanguche peruano: Chicha Morada. Podría decir que la mejor que he probado. Hecha en casa, claramente, con un toquecito de limón perfecto. O si prefiere, Inca Kola para no salirse del contexto.

Los precios son bastante razonables. Cabe aclarar que los sanguches que salen en las fotos del álbum que creamos en nuestro Facebook son más pequeños que los que sirven regularmente ya que Santiago los creó especial y exclusivamente para esta inauguración. ¡Y menos mal porque si no hubiéramos explotado!

Después de tremenda comilona ya entendimos la razón del éxito de este lugar sencillo. Nada mejor que el voz a voz y solo quienes ofrecen un buen producto pueden darse el lujo de confiar en ese único medio. Así que hoy con todas las voces posibles les digo: vayan al Carrito Sanguchero, prueben una y otra vez cada uno de sus sanguches y al final nos cuentan si de verdad vale la pena probar sitios colombianos o perder el tiempo haciendo fila en un Subway…

Precio: entre 9.900$ – 22.000$

CARRITO SANGUCHERO

Cra. 8 # 45 – 84 – Chapinero / Cra. 11 # 96 – 41 – Chicó / Calle 67 # 7 – 99 – Quinta Camacho – Tel.: 458.5556 – 256.7493

WEBFACEBOOKTWITTER – INSTAGRAM @carritosanguchero