CervezaGordobis

En mi línea de ir a contracorriente, confesaré que no había probado la hamburguesa de Gordo. Las veces que me senté allí disfruté como nunca de su sanduche de quesos planchado, de su roastbeef, de sus papas caseras y de sus salsas. Y seguro que de algún plato más que ahora huye de mis neuronas.

Permítanme un inciso. “Dime cómo comes y te diré qué cultura gastronómica tienes (o qué incultura)”. Parafraseo al goloso de Balzac para indignarme con aquellos que se atreven a mezclar la excelsa mahonesa japonesa Kewpie, que Gordo hace el esfuerzo de importar, con cualquier otra buena salsa de las que lucen en la mesa para crear un engrudo de dudosa apetencia y sabor. Sí, cada cual que coma como quiera. Servidor se reserva el derecho de indignarse y maldecirlos; para mis adentros, eso sí, que para eso soy un tipo educado.

A lo que iba. Llegó la tremenda y susodicha hamburguesa que, sobradamente, tiene merecido aquello de “una de las mejores de Bogotá”. Pero no solo de hamburguesas vive Gordo. Así que en la mesa aparecieron otros gloriosos platos. Juguetones y viciosos los dátiles rellenos de gorgonzola y albardados de tocineta. Una golosa panceta curada por ellos, tajada gruesa y pasada por la parrilla, para qué más. Los chicharrones fritos al momento, enhiestos y sonoros todavía por su fritura, acompañados por una salsa picante perfecta. Un pollo apanado para comer con los dedos y chuparse hasta el codo. Papas con un entrañable (soy catalán) allioli de claras impecablemente ejecutado. Y el también  imperdible Sanduche de Pulled Pork.

¿Quieren postre? Refrescante y generoso el merengue de frutos rojos. Pecador y amor eterno para su nuevo Brookie, un híbrido de brownie y cookie que merece visita y monumento. Coronado dicho Brookie con un helado de vainilla de Selva Nevada, faltaría más…

¿Bacanal? Sí, para tres, pero bacanal en toda regla.

Puntuación extra: la nueva cerveza de barril, a.k.a. draft beer o craft beer, está deliciosamente afrutada (no le diré con qué, no sea usted tímido y pregunte), temperatura y espuma perfectas y  artesanalmente producida para Gordo en exclusiva. Memorable cóctel Margarita.

Precio: entre 20.000$ y 85.000$ por persona dependiendo de su frugal o voraz apetito

GORDO BROOKLYN BAR RESTAURANTE

Carrera 5 # 66 – 84 – Tel.: 345.5769 – 314.5517 – Granada – Chapinero