SushiGozen

Conocí a SushiGozen y a su alma mater, María Estela, en el catering que ofrecieron hace unas semanas en la casa del Embajador del Japón en Bogotá. Quedé tan impresionado por el impecable servicio y la calidad de su cocina que los visité hace un par de días en su restorán.

Nos acomodamos en una de las mesas del interior pero sin dudarlo, en la próxima visita, lo haré en la barra. Primero, porque prefiero tener delante una enorme pecera que una televisión de plasma -odio las televisiones en los restaurantes-; y segundo, porque es un espectáculo ver trabajar a sus cocineros en directo.

La carta es extensa y visualmente golosa, muchos de los productos vienen con foto. Y, sobre todo, avisan ante una posible demora en el servicio: “nuestros platos son comida tradicional japonesa, por lo tanto se preparan instantes antes de ser servidos. Agradecemos su comprensión”. Sorprende ver algunas quejas en redes sociales al respecto… o no leemos o no tenemos cultura culinaria o, tristemente, todas las anteriores…

Empezamos con unas gyozas de pollo extremadamente jugosas, delicadas y tremendamente ricas. Una tempura de verduras perfectamente ejecutada, fritura crujiente y nada aceitosa que dura hasta el último bocado, con su correspondiente salsa de obligado y sabroso sabor a bonito seco. Seguimos con makis variados: Ichiban Maki, pargo rojo y queso crema en tempura (8 piezas); California Dinamita Maki, un clásico picantito (8 piezas); y el Ojo de Tigre (6 piezas) con atún, salmón, palmitos, masato y aguacate que conforman un espectáculo visual, además de una explosión de sabores en boca. Para acompañarlo todo una jarrita de sake premium.

Entre los postres destacan un helado de té verde muy correcto y una golosa Kukki Tempura, galleta, arequipe y nutella en un sarcófago ligero y absolutamente crujiente.

Muy buen lugar, donde recomiendo reservar, frecuentado por abundantes personajes de traje y corbata, así como de clientes japoneses, detalle este último que garantiza la autenticidad de muchos platos.

Y, fabulosa noticia, con la cuenta no le traerán unas galletitas de la suerte -también odiadas por un servidor- si no unas pequeñas 特濃ミルク.

Precio: entre 50.000$ y 80.000$ por persona

SUSHIGOZEN

Carrera 14 # 93B – 45 – Tel.: 257.0282 – Chicó Norte – Chicó Lago – Chapinero

FACEBOOK