AliBababis

Alí Babá… te roba el paladar.

Escondido entre almacenes de telas, venta de juegos de azar y productos lácteos se encuentra esta delicia gastronómica llamada Alí Babá. Un agradable restaurante y café, ubicado en el corazón del centro de Bogotá.

De la lejana Palestina, en el Oriente Próximo, viene la sazón de Alí Babá: rica en especias, aireados hojaldres y miel, así como sabores potentes y mentolados. En este lugar es posible encontrar los platos que, tradicionalmente en Colombia, conocemos como árabes: quibbes, falafel, thabule, tahine, shawarma o gyros. Sin embargo, lo que me parece realmente fuera de serie y que amerita visitarlo una y otra vez, son sus económicos postres. Entre ellos, a cuatro, les daría medalla de oro:

Namura: es el rey. Con la consistencia perfecta y sabor en su punto. Es preparado pacientemente con sémola de trigo, almendra y miel.
Kinafe: sin que uno se dé cuenta, sus muchos cabellos de ángel elaborados en pasta filo, se deshacen en la boca, al tiempo que la combinación de queso y miel nos hacen sentir en un cuento de Las mil y una noches.
Kulaj: elaborado con pasta filo, queso y almíbar… imposible comer uno solamente.
Mamoul: parecidos a una concha de mar, que mágicamente encapsulan una rica masa de dátiles y almendras.

Alí Babá recibe a sus clientes desde hace ya siete años en el mismo lugar. Su cocina es salvaguarda de inmigrantes que hace más de 40 años llegaron a Bogotá y un buen día decidieron encender sus fogones para alegría de los paladares de sus paisanos y de los habitantes de la ciudad. En la foto, Ramez Hussein, uno de los herederos del amor de su familia palestina por la cocina.

Precios: carta entre 15.900$ y 26.900$ / postres entre 3.500$ y 4.500$

ALÍ BABÁ

Carrera 9 # 11 – 42 – Tel.: 560.5957