CoralesCollage

*365bogota dedica los domingos a recomendar gastrolugares fuera de Bogotá, a nivel local, nacional o internacional.

Conocí a Nayibe Hernández y José Luis Rojas en un evento en la Embajada de USA en Bogotá el pasado año. Uno quería probar cualquiera de los productos de panadería y pastelería allí presentados. Todos buenísimos pero, sin dudarlo, nos descrestó el brioche, el de chocolate y el de naranja. Un producto exclusivo de Corales Traiteur que tiene una forma como de magdalena gigante y una textura entre briox francés y panettone italiano. Una delicia 100% colombiana que uno no puede dejar de pellizcar hasta que se la acaba de una sentada.

Guasca-Sopó, ellos tuvieron la valentía de apostarle a esta ubicación un poco alejada de todo y desconocida hace unas cuantas décadas. Hoy es lugar de abastecimiento de productos de alta calidad no solo para los lugareños, sino para la gente de paso y para los moradores de elegantes condominios ubicados en las cercanías. De hecho, hace unas semanas leí noticias sobre ellos porque habían confeccionado una monumental torta para 5.000 personas en celebración del 415 aniversario del Municipio de Guasca. Histórica y dulce hazaña.

30 años de oficio y mucho trabajo avalan a este querido matrimonio que tiene su obrador en Guasca y merece la pena darse el paseo para probar sus delicias en el punto de venta que tienen en el CC Villa Gourmet – Los Laureles. Si uno deja atrás La Calera dirección a Sopó – Guasca, pasado el peaje encontrará este peculiar centro comercial a mano derecha justo antes del cruce Salitre donde le queda Guasca hacia la derecha y Sopó hacia la izquierda.

Le apuestan y trabajan desde hace años para ofrecer alternativas saludables con materias primas naturales, orgánicas, de producción sana, libres de químicos. Y esta filosofía se refleja en su oferta de panadería biológica, panes europeos, pastelería y repostería francesa, amasijos, bollería y sándwiches.

El lugar es perfecto para disfrutar de unas ricas quiche de impecable masa quebrada y delicioso relleno, los palitos de queso son de vicio, el strudel es máximo y la crème brûlée de pistacho la saca del estadio. Y después de llenar la barriga, uno debe llevarse panes para toda la semana. Mis favoritos, el pan de maíz, el pan de vino, la barra rústica y sus panes de molde con cereales. ¡Ah! ¿recuerdan el brioche del principio? No pueden salir de allí sin él.

Precios: entre 6.000$ y 30.000$, o superior según el acopio de panes y dulces de cada cual.

CORALES TRAITEUR

Km. 9 via Sopó – La Calera  – Tel.: 310.325.8857 /58 – Cundinamarca

FACEBOOK – INSTAGRAM @corales_traiteur