DiBufalaCollage

*365bogota dedica los domingos a recomendar gastrolugares fuera de Bogotá, a nivel local, nacional o internacional.

Domingo, día de la madre. Sólo se me ocurre recomendar a la mamma Elsa. Patrona de un minúsculo restorán a pie de autopista y junto a la fábrica de DiBufala que produce queso de búfala de verdad. 100% colombiana.

Junto a dicha planta de producción de DiBufala pudimos charlar, comer y amar a estas esferas misteriosas que son las mozzarellas de búfala. Allí recibe, oficia en los fogones y te mima la mamma, Elsa Torres. Una gozadera de mujer, con generosa conversación y que seduce a golpe de bresaola, de pizza casera, de ricas conservas, de inolvidable tomate asado y confitado, de Parmesano, de pan amasado y horneado a dos metros de distancia, de Malbec de la familia Gascón y de tomates que quitan el sentío. Y, por supuesto, uno cae rendido y conquistado con el desfile de los productos bufalescos de la casa: elegante mozzarella, divina burrata y goloso yogur. Todo 100% leche de búfala colombiana.

En Italia es pecado mortal refrigerar estos mochados quesos, de mochar viene el origen de su nombre y el peculiar labio de su corte. Entre otras razones, porque a una temperatura ambiente (ambiente bogotano = aprox. 11-20°C), se disfruta del gastroacontecimiento que uno de los más honestos chefs colombianos bautizó con el poético nombre de “lágrimas de sirena”: la mozzarella llora gracias al fermento, llora lágrimas lechosas, blancuzcas, anacaradas. Les diré, golosos amigos, que fue como saborear el alma de la búfala: algo salvaje. Tengan ustedes en cuenta que, esas cosas llamadas fiordilatte y elaboradas con leche de vaca, no lloran; y si lo hacen, lloran suero. Y eso, definitivamente, no es lo mismo.

La burrata ronda los 125 gramos por unidad, se “pliegan y atan” a mano tal y como marca la tradición. Mozzarella y burrata son un espectáculo por si solos y uno se arrepiente de todo lo engullido anteriormente con supuestos nombres bastardos. Y uno se da cuenta de lo ignorantes y cabestros en que nos convierte la industria alimentaria.

El consumidor de a pie puede disfrutar de los productos DiBufala si visita los supermercados Carulla, Éxito y Jumbo. El producto también lo exportan a Chile y se puede encontrar en Jumbo Chile y próximamente en Wallmart Chile. Además, la empresa es la número 1 en exportación de lácteos de búfala a USA y la 2ª en volumen de Colombia. En USA están presentes en la orgánica y exclusiva cadena Whole Foods Market y la marca se distribuye con imagen corporativa propia: BUF. Orgullo colombiano.

Recién acaban de inaugurar un servicio a domicilio en Bogotá, desde la 127 hasta la 68, y desde la Circunvalar a la Caracas/Autopista. Tan fácil como marcar el 215.10.15 o el 320.266.53.39 y recibir los productos DiBufala en su casa y alguna que otra delicia preparada por la mamma.

Pero si quieren conocer de cerca este maravilloso producto colombiano y dejarse llevar por las recomendaciones de la mamma Elsa, deben acercarse a pie de autopista e intentar apoderarse de una de las 18 sillas del minúsculo comedor y pidan, amén de la consabida burrata, unos raviolis de ricotta y prosciutto con salsa de tomate seco. ¡¡¡Mamma mía!!!

Precios: entre 20.000$ y 35.000$ por persona

LÁCTEOS DIBUFALA 

Autopista de Medellín, km. 18 – Tel.: 546.66.33 – El Rosal – Cundinamarca

WEBFACEBOOK