sl2

Santiago Ortiz es ingeniero de profesión, le gusta estar todo el tiempo en movimiento y aprovechar sus tiempos libres en diferentes proyectos. Hace unos meses, al ver que la ingeniería le permitía hacer algo más se animó y compró un carro de lechona, se instaló en un garaje en Chapinero y con sus  conocimientos de panadería, hizo pruebas de masas para sus empanadas de lechona.

Después de muchos ensayos logró tener la empanada de lechona que quería, la masa perfecta, el relleno abundante y la textura increíble. Entonces como decimos los colombianos  “se le llenó el chuzo” y decidió buscar un lugar más cómodo para su producción y sus clientes. Santiago y su esposa María Alejandra, unos  convencidos de que la estética del lugar hace más feliz al consumidor se dedicaron a fabricar mesas,  sillas y hasta paredes de estibas para finalmente abrir hace unos meses su Señora lechona.

Las empanadas las fríen en el momento del pedido, salen calientes, crocantes y doradas, ¡buenísimas! El ají de la casa no muy picante pero delicioso y la lechona abundante en carne y cuerito tostado.

Precio: empanadas de lechona 1.800$ / plato de lechona 7.500$ y 9.500$

SEÑORA LECHONA

Cra 14 # 79-  05  – El Lago.

 INSTAGRAM @senoralechona