PremioGrupo

Villa de Leyva fue sede de la designación de los ganadores del Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales colombianas 2015 del Ministerio de Cultura en las categorías de innovación y reproducción. La deliberación se llevó a cabo entre el 20 y 22 de agosto, en la sede de la Academia de Cocina Verde Oliva de Villa de Leyva – Boyacá. Para esta versión, resultaron finalistas las recetas de participantes de los departamentos de Chocó, Boyacá, Santander, Meta y la ciudad de Bogotá.

Según el jurado calificador, el plato ganador en la categoría de reproducción fue ‘Sopa dulce de jute de papa’ del grupo Tegua, con representantes de Bogotá y Monguí – Boyacá. “Se trata de una preparación de origen eminentemente indígena con referencias documentales al mismo que parten desde principios del Siglo XVI. La forma de preparación de la materia prima –juteada- sea esta papa, maíz o yuca ha permanecido inalterada seguramente por milenios y durante ese tiempo constituyó un elemento importante en la seguridad y soberanía alimentarias de comunidades indígenas del altiplano cundiboyacense, aunque bien podría tratarse de una práctica culinaria extendida por toda la Región Andina Americana como se deduce de preparaciones similares igualmente documentadas en Ecuador, Perú y Bolivia”.

El segundo y tercer puesto lo ocuparon, en ese orden, el grupo Guarrú de Quibdó – Chocó, con el plato ‘Guarrú’; y Plato Runtano de Tunja – Boyacá, con la receta ‘Plátano runtano’. La receta ‘Seco colono ariarense’ ocupó el primer lugar en la categoría de innovación, preparado por el grupo Llano Colono Ariaense del departamento del Meta. Según el jurado “el plato presentado por este grupo trasciende lo culinario para ubicarnos en el marco de una geopolítica excluyente que nos hace pensar que cuando a una región convergen pueblos de muchos orígenes y se conforman como ‘sociedad nueva’ estos carecen de identidad y en consecuencia de derechos.

El colono ariarense llegó allí por desplazamiento, por hambre y hasta por curiosidad o aventura, pero se estableció para dar forma a una sociedad, también de colombianos, que quiere a través de la recuperación de ingredientes o materias primas exógenos mostrar elementos de identidad cultural con arraigos, que aunque diferentes, también son valiosos.

El seco del llanero ariarense tiene dos facetas que nos han sido mostradas con la postura crítica a la que tienen derecho sus exponentes: es un plato con tradiciones, así en plural, pero también es un plato dispuesto para el cambio y por eso se presenta en la forma de esta propuesta innovadora”.

El segundo lugar lo ocupó el grupo Santander, Tradición, Sabor, Pasión, de Santander, con la preparación ‘Cabro Chicamocha, sinvergüenza con tabaco, café y dulce de piña’. El tercer puesto fue para el grupo Recuerdo en el Rinconcito, de Boyacá, por su plato ‘Lechona alcaparrada con especias naturales’.

El jurado calificador estuvo conformado por Carlos Humberto Illera, antropólogo y profesor titular de la Universidad del Cauca; Juanita Pabón, actual directora académica de la Academia de Cocina Verde Oliva; e Isaías Esteban Arcila, cocinero e investigador de cocinas tradicionales.

El primer lugar en cada una de las categorías recibió un estímulo de 40 millones de pesos y el cubrimiento de los costos de desplazamiento y hospedaje para dos personas del equipo, quienes visitarán dos escuelas taller del país con el fin de dictar talleres en los que explicarán y divulgarán su propuesta. El segundo lugar en cada categoría recibió un estímulo de 6 millones de pesos, y para los grupos que ocuparon el tercer lugar se les otorgó uno de 4 millones de pesos.

El Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales Colombianas 2015 fue convocado por el Programa Nacional de Estímulos y la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura. Éste surgió en el marco de la ‘Política para el conocimiento, salvaguardia y fomento de las cocinas tradicionales de Colombia’, que se adoptó desde febrero de 2012.

* fuente: Programa Nacional de Estímulos – Grupo de Divulgación y Prensa – Ministerio de Cultura

**foto: Ministerio de Cultura

Más información AQUÍ

WEBFACEBOOK